Si hablamos de fuerza, seguramente lo primero que se nos venga a la mente es el hecho de ser fuertes de manera física, pero en realidad ser fuerte como persona pasa más por el lado emocional.

Pasos para ser más fuertes

Esta búsqueda interna de la que te hablamos en el punto anterior, no será posible sin un trabajo introspectivo de nuestra parte. Este trabajo interior será el que nos movilizará y nos dará los recursos necesarios para tener mayor convencimiento a la hora de afrontar los problemas y pormenores que la vida nos propicia.

Estos son algunos pasos mediante los cuales podrás acercarte a esa fortaleza que tanto buscas:

Tomarnos un tiempo diario de reflexión

  • Si nos ponemos a pensar, en la vida le dedicamos diferentes espacios de tiempo a todo.
  • El tiempo del trabajo es obligatorio, pero después, pensamos en una hora de deporte para fortalecernos físicamente, unas horas de estudio para enriquecernos intelectualmente entre otras disciplinas. Lo mismo deberíamos hacer para desarrollar nuestra fortaleza espiritual.
  • Con solo 20 minutos en los que nos abstraigamos de nosotros mismos y nos veamos, reconociendo nuestras actitudes e intentando fortalecer aquello que nos enorgullece de nosotros y eliminar aquello que nos avergüenza de nuestro comportamiento, aprenderemos muchas cosas que escondemos hasta de nosotros mismos y esto será un ejercicio de autoconsciencia que nos posicionará mejor en el mundo.

Convive con tus emociones negativas

  • En esa tentativa constante y convención de que debemos ser felices, muchas veces intentamos negar nuestras emociones negativas, escondiéndolas “debajo de la alfombra” y no haciéndonos cargo de que esto es algo que nos está afectando y lo seguirá haciendo.
  • Siendo conscientes de que la felicidad son momentos y que otros momentos pueden estar cargados de penas, debemos aprender a convivir con todo eso negativo que nos rodea.
  • Aceptar todas aquellas cosas que nos ponen tristes o que nos hacen enfadar, contrariamente a ser un signo de debilidad, es una aceptación que nos servirá para entender mejor cómo tenemos que proceder frente a ellas y cómo poder salir de un estado depresivo en el que nos puedan dejar inmersos.
  • No todo en la vida es emociones positivas. Lo que la gente sube a sus redes sociales es solamente una parte del todo. Todos tenemos problemas y entenderlos contribuirá a poder resolverlos.

Un impedimento puede ser un desafío

  • Además de los aspectos positivos que tiene la vida y que son muy gratos, esta también nos pondrá frente a situaciones en las que tendremos la sensación de que hay un obstáculo en nuestro camino. Un impedimento de poder seguir adelante.
  • Lo que debemos entender para desarrollarnos emocionalmente, es que estos son justamente obstáculos y no paredes que nunca llegaremos a sortear.
  • Poder hablar con nosotros mismos y con las personas que nos rodean acerca de esos impedimentos nos harán verlos como un desafío a pensar cosas nuevas y abrir la mente para generar nuevas oportunidades que nos desvíen de esas obstaculizaciones y nos hagan sentir mejores con nosotros mismos.

Fortalécete frente a los cambios

  • Tenemos una concepción de la vida que hace que le temamos mucho a los cambios. Salir de nuestra zona de confort es algo que nos inquieta, pero tenemos que darnos cuenta que muchas veces lo que se mantiene igual durante el tiempo puede llegar a ser tóxico para nosotros y solo lo mantenemos por la comodidad.
  • Ser fuertes emocionalmente implica también afrontar este tipo de cambios dándole otro punto de vista. De toda crisis surge algo nuevo que puede llevarnos a una nueva y mejor vida. Renovarse es fortalecerse.

Sé agradecido

  • “La vida es eso que pasa cuando estás ocupado en otras cosas” dijo John Lennon y muchas veces nos pasa que, con todos los problemas, no podemos comprender la bendición que es estar vivos. Agradece cada mañana que te despiertes en este mundo y encuentra lo positivo en esas pequeñas, pero grandes cosas

La fuerza está en nosotros mismos

  • La fortaleza en este caso será saber afrontar con hidalguía los pormenores típicos de la vida, tener la confianza en nosotros mismos, para que todos nos vean como personas firmes y estables, entre muchas otras cosas que te contaremos en el siguiente artículo.

mujer derrumbada sin fuerzas para nada

  • Muchas veces, cuando nos sentimos sobrepasados por determinada situación, pensamos en algún tipo de agente externo para poder cambiar o sobrellevar mejor los problemas que todo el mundo tiene en la vida, sea o no exitoso en su carrera y sus relaciones.
  • Es ese el momento en el que pensamos que nuestra fuerza emocional llegará después de un viaje, que nos abra la mente o en autoimponernos desafíos, a resolver en una determinada cantidad de tiempo, pero esto no puede estar más lejos de la verdadera fortaleza.
  • De la única forma que podremos ser más fuertes de manera emocional, es buscando en nuestro interior las cosas que nos deprimen, conocer nuestras debilidades para entender la manera de sobrellevarlas sin que esto nos produzca un desequilibrio en el comportamiento y nuestra vida en general.
  • Llegaremos a descubrirnos y saber cuál de nuestro comportamiento frente al mundo y nuestras inseguridades deberemos tratar de resolver, para ser mejores personas. Y como la revolución empieza por uno, esto luego se reflejará en nuestras relaciones interpersonales.

Ser más fuertes emocionalmente es un viaje a través de nosotros mismos, nuestras actitudes y comportamientos. Lograr estar mejor será ser consecuentes con lo que pensamos y fortalecernos en el simple hecho de que estamos vivos. ¡Tú puedes lograrlo!