Los bidones metálicos son uno de los elementos más utilizados dentro del sector industrial, dado que permite el almacenaje y transporte seguro de diversos materiales, desde alimentos hasta sustancias tóxicas y peligrosas, de manera segura y cómoda.

Usos de los bidones metálicos

Incluso cuentan con certificados que garantizan su eficiencia en estos aspectos, así como bidones reciclados o reacondicionados, siendo estos una excelente manera de seguir ayudando al medioambiente.

bidones metalicos

Uno de los bidones más usados en la actualidad son los de 200 litros de capacidad, tanto para el almacenamiento de materiales como el transporte de materias primas. La gran versatilidad de estos bidones metálicos permite que se usen en cualquier sector industrial, sin importar el contenido que vayan a almacenar, sirviendo tanto para sustancias viscosas, sólidos o líquidos.

Aunque, los bidones de 1000 litros mixtos que son de plástico y metal son una opción perfecta para este almacenaje. Te contamos que materiales puedes almacenar en ellos:

Alimentos y bebidas

Los bidones metálicos son fabricados de tal manera, que garanticen que la materia prima contenida en su interior esté en las mejores condiciones.

Esto gracias a los estándares internacionales con los cuales son fabricados, permitiendo que se envasen bebidas y alimentos, y cumpliendo con los registros sanitarios para la conservación de estos productos.

Productos químicos

De igual manera, los bidones metálicos son de gran utilidad e importancia para almacenar y transportar mercancías peligrosas que se usan a nivel industrial. Estos elementos ofrecen la seguridad necesaria para evitar fugas o derramamientos de las sustancias, afectando así al medioambiente y a las personas.

Sin embargo, para ello deben poseer la homologación UN y que es un certificado de calidad, garantizando el cumplimiento de todas las normativas para la manipulación de forma segura, de los productos químicos y sustancias por medio de estos bidones metálicos.

Son muchas las sustancias químicas que se usan a nivel industrial que son inestables al ser transportadas, ya sea inflamables, explosivas o nocivas por contacto o inhalación. Por tal motivo es importante que cumplan con esta homologación y para que estén sellados de forma correcta dependiendo de la sustancia a transportar, garantizando así un traslado seguro.

Asimismo sirve para la manipulación de residuos tóxicos generados por las actividades empresariales, consiguiendo que su gestión sea segura para los empleados y evitando también cualquier daño al medioambiente.

Marketing

Los bidones metálicos permiten una superficie donde se puede estampar la marca, logo o nombre de la empresa. Esto les permite hacer publicidad, mientras usan estos bidones para realizar sus actividades empresariales.

Son elementos de gran utilidad dentro de distintos sectores industriales, siendo capaces de almacenar todo tipo de contenido, asegurando una mejor conservación y evitando derramamientos durante su manipulación y traslado.

¿Qué es la homologación UN?

Todos los bidones metálicos que van a usarse para el transporte de sustancias y materiales que se consideran peligrosos, cuentan con la certificación UN.

Esta homologación forma parte del Reglamento CLP, por lo cual debe pasar por varias pruebas, tales como peso, rigidez de las paredes o su estanqueidad, para así garantizar que son los indicados para la manipulación de estos materiales.

Cuando consiguen la homologación, son marcados con el símbolo UN y muestra su codificación, por lo cual se puede saber qué tipo de envasado es, qué materiales peligrosos puede contener, el país que lo fabricó o su año, así como si es reacondicionado.

Certificados ISO 9001 e ISO 14001

Son certificados que aseguran un proceso de fabricación y recuperación de los bidones, que fue realizado por medio de un sistema de gestión de calidad, así como un proceso que ha sido respetuoso con el medioambiente durante su fabricación.

Ambos certificados son esenciales para garantizar que los bidones metálicos cumplen con todos los requisitos para almacenar y transportar los distintos materiales del sector industrial, sean sustancias químicas o alimentos.

Bidones reacondicionados

El uso de los bidones metálicos reacondicionados contribuye al ahorro de energía y materiales para la fabricación de unos nuevos, lo cual supone un menor impacto en el medioambiente, así como en el bolsillo de la empresa, al no tener que producir bidones nuevos.

Además, al aprovechar los bidones reutilizados, se reduce el uso de recursos naturales para su producción, lo cual va ligado al punto anterior, dado que respeta al ecosistema y entorno natural.

Ayuda a que el aire obtenga una mayor calidad, dado que las emisiones de CO2 expulsadas con la fabricación de bidones nuevos, se reducen. Esto mejora el aire del entorno para las personas y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

También sirve para disminuir los residuos contaminantes que acaban en el vertedero, ya que al reacondicionar o reciclar la materia prima del bidón metálico, se consigue recuperar el envase en su totalidad, alargando su vida útil y evitando que termine como deshecho que contamina el medioambiente.

Son muchas las empresas que se encargan de reciclar los bidones metálicos, reduciendo así el impacto ambiental en cuanto a su fabricación y dado que su utilidad dentro de la industria es constante, es importante que la fabricación de los mismos no represente un problema para el entorno natural y la salud de las personas.

Los bidones metálicos tienen la capacidad de almacenar en su interior y en las mejores condiciones, distintos tipos de materiales, sean orgánicos o químicos, permitiendo así que su gestión y manipulación sea óptima, fácil y segura.

Por lo tanto, el uso de los mismos se extiende a diversos sectores industriales, consiguiendo así que el trasladado de materiales sea el más adecuado para el contenido.